Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > La Curopedia > Quemaduras > Cómo actuar ante una quemadura con aceite
Quemadura con aceite

Cómo actuar ante una quemadura con aceite

Quemaduras

Quemarse con aceite cuando estamos friendo unas empanadillas, pescado, calamares…, es un accidente doméstico muy común y más habitual de lo que nos gustaría. En la mayoría de los casos, la salpicadura de aceite hirviendo no es tan grave como para tener que acudir al Centro de Salud, aunque es muy importante saber actuar y aplicar Primeros Auxilios de forma correcta.

¿CÓMO ACTUAR ANTE UNA QUEMADURA CON ACEITE?

1- El primer paso es interrumpir el contacto entre la fuente de calor y nuestro cuerpo. Si el aceite hirviendo ha impregnado parte de nuestra ropa, es importante quitarla inmediatamente y evitar que siga quemando.

2- Evalúa la gravedad de la quemadura. 

– Las quemaduras de primer grado son las que afectan a la capa más superficial de la piel y normalmente cursan con enrojecimiento de la superficie afectada, pueden ser dolorosas y son secas al tacto.

– Una quemadura de segundo grado afecta a capas más profundas de la piel, la zona puede mostrarse descolorida y presentar ampollas pasadas unas horas. Dependiendo de la extensión, se deberá acudir a un centro médico.

– Las quemaduras de tercer grado se presentan secas o correosas y dañan tejidos más profundos: vasos sanguíneos, tendones, nervios…, y requieren de atención médica urgente, no podrás practicar Primeros Auxilios en casa.

3- Si estás ante una quemadura de primer o segundo grado sigue estas instrucciones para practicar Primeros Auxilios y curas en casa:

  • Enfría la zona de la quemadura sumergiéndola durante más de 5 minutos en agua fría. Si no tienes agua fría o sospechas que puede estar contaminada, usa suero fisiológico.
  • Seca la quemadura con gasas estériles y cúbrela con un apósito que mantenga unas condiciones óptimas de humedad. Tiritas® MEDICAL Quemaduras, ya que proporcionan un efecto refrescante y notarás alivio de forma instantánea. Son transparentes, lo que te permite hacer un seguimiento de la quemadura y observar su evolución.
  • No retires el apósito de la quemadura hasta que se caiga por sí solo. Normalmente, una quemadura de primer o segundo grado tarda en cicatrizar de 3 a 7 días y, generalmente, no dejará marcas.

¡CUIDADO CON LOS REMEDIOS CASEROS!

Circulan muchos trucos caseros para casos de quemaduras y no todos son recomendables. Enumeramos algunos que deberías desterrar de tu manual de Primeros Auxilios al no ser para nada recomendables:

  • Aunque parezca una barbaridad, está extendida la leyenda de que la lejía calma las quemaduras. En realidad, sólo sirve para abrasar más la zona y aumentar la profundidad de la lesión. ¡No la uses!
  • Otro falso mito es que la pasta de dientes ayuda a curar las quemaduras. ¡No hagas caso, lo único que conseguirás es inflamar y ensuciar la zona!
  • Si la quemadura presenta ampollas, no las perfores. El líquido que contienen las ampollas protege frente a una posible infección. Si se rompen, emplea povidona yodada o clorhexidina para desinfectar la zona.