Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Punto de Cura > Abrasiones, ¿qué son y cómo tratarlas?
Abrasiones, ¿qué son y cómo tratarlas?

Abrasiones, ¿qué son y cómo tratarlas?

Punto de Cura

Una abrasión es una herida dolorosa provocada por el roce de la piel con una superficie áspera y rugosa, como por ejemplo tras una caída en el pavimento.

Las abrasiones son muy frecuentes en niños durante el juego o la práctica de deporte en brazos y piernas, por eso es esencial el uso de las protecciones adecuadas para cada caso: coderas, rodilleras, etc.

Este tipo de herida es muy fácilmente reconocible por la presencia de dolor en la zona afectada y  por la forma irregular de la herida, y pueden afectar a las primeras capas de la piel, caso en el que no existiría sangrado, o llegar a zonas más profundas provocando una hemorragia.

Primeros Auxilios ante una abrasión

Si tienes que tratar una abrasión estos consejos de Primeros Auxilios te serán de gran ayuda:

  1. Desinfecta tus manos. Usa un antiséptico como Sterillium® o agua y jabón, como alternativa.
  2. Limpia la zona con Lusan® suero fisiológico. Si no dispones de suero, utiliza agua y jabón neutro.
  3. Seca la heridamediante golpecitos con gasas estériles Medicomp® o con un paño limpio que no deje hilos. Evita el uso de algodón y pañuelos de papel.
  4. Desinfecta laherida con clorhexidina.
  5. Cubre la herida con un apósito Tiritas® MEDICAL Abrasiones. Su capa de lipocoloides absorbe el exudado de la herida transformándolo en gel. La cura húmeda ayuda a la cicatrización de la herida, disminuye el riesgo de infección y favorece una curación estética.

Productos relacionados