Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Punto de Cura > Primeros Auxilios ante una picadura de medusa

Primeros Auxilios ante una picadura de medusa

Punto de Cura

¡Las medusas son fascinantes! ¿Sabías que la medusa Turritopsis Nutrículaes metazoo capaz de revertir su edad adulta a una edad sexualmente inmadura de forma individual? Podemos decir que es un animal biológicamente inmortal.

Pero además de fascinantes son animales peligrosos. Por ejemplo, la Chironex Fleckeri ostenta el record de poseer el veneno más rápido y letal para el ser humano de todo el reino animal. Sus toxinas atacan al corazón, las células de la piel y el sistema nervioso, provocando un inmenso dolor, shock y muerte, al cabo de pocos minutos de la picadura. ¡Calma! A no ser que os encontréis en aguas del Índico o del Pacífico Sur es imposible coincidir con una de estas especies.

La especie de medusa más habitual en las costas mediterráneas es la Pelagia Noctiluca o medusa luminiscente, muy frecuente en aguas abiertas pero que se acerca al litoral arrastrada por los vientos de mar a costa, especialmente durante el verano.

Aunque por lo general la clínica post-picadura suele ceder en pocas horas, los efectos del veneno de la Pelagia Noctilucason muy molestos. Se podría decir que son similares a una quemadura: provocan dolor, picor, eritema y edema de la zona afectada, y pudiendo evolucionar a ulceración en algunos casos.

¿Qué hacer si nos pica una medusa?

El mejor tratamiento es la prevención: atiende a las indicaciones informativas de la playa y respétalas. También pueden utilizarse barreras como ropas o cremas solares; y repelentes que actúan evitando que los animales identifiquen la piel humana como un elemento externo, por lo que no se activa el mecanismo de descarga de células tóxicas.

Si has tenido mala suerte y te ha picado una medusa, sigue las siguientes instrucciones:

  1. Aplica agua de mar al momento y acude al puesto de socorro. No uses agua dulce, y si es posible, limpia la herida con suero fisiológico.
  2. Si no hay puesto de socorro, usa guantes y pinzas para retirar los restos de tentáculo adheridos a la piel. Protege tus manos para que las estructuras urticantes no te afecten.
  3. Deja la zona de la picadura descubierta.
  4. Aplica una bolsa de hielo para bajar la inflamación. Es importante que el hielo esté siempre bien envuelto y nunca en contacto directo con la piel, pues el agua dulce empeoraría los efectos del veneno.
  5. Vigila la evolución de la picadura.
  6. Si notas síntomas como mareos, nauseas, temblores o dolor intenso, acude a un centro de salud. Allí te recomendarán algún medicamento para aliviar las molestias.

¿Qué no hacer en caso de picadura de medusa?

Existen numerosos falsos remedios y tratamientos desaconsejados pero muy extendidos para las picaduras de medusa. Aquí te mostramos los más frecuentes para que sepas lo que nunca debes hacer si te pica una medusa:

  1. Aplicar vinagre, alcohol, amoniaco u orina.
  2. Frotar y raspar la zona afectada.
  3. Lavar la zona con agua dulce.
  4. Limpiar la picadura con arena.

¡Después de una picadura, ojo con el sol! La radiación ultravioleta propia del verano puede propiciar la hiperpigmentación postinflamatoria; por lo que la fotoprotección solar alta debe ser obligatoria en las semanas posteriores a la picadura. Además podéis recurrir a nuestros parches para cicatrices Tiritas® Medical Cicatrices