Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > La Curopedia > Botiquín primeros auxilios > Prevención y tratamiento de la conjuntivitis

Prevención y tratamiento de la conjuntivitis

Botiquín primeros auxilios

La conjuntivitis es una afección común del ojo, sobre todo en los bebes y los niños. Aunque no suele ser grave, puede generar molestias como picor y escozor en los ojos, legañas, un mayor lagrimeo, mayor sensibilidad a la luz, etc.

Conjuntivitis infecciosa. Cómo evitar el contagio

La mayoría de las conjuntivitis son infecciosas, las causa un virus o bacterias, y suelen ser muy contagiosas. Si alguien en tu entorno tiene una conjuntivitis, es importante extremar las medidas de higiene:

  • Lávate las manos de forma regular y utiliza un antiséptico de manos como Sterillium®.
  • Evita tocarte los ojos.
  • Las toallas de la persona con conjuntivitis tienen que cambiarse a diario y estar separadas de las del resto de la familia.
  • Lava las fundas de almohadas y cojines, peluches o cualquier objeto de tela que pueda haber tenido contacto con los ojos de la persona infectada.
  • No compartas cosméticos, pañuelos o trapos.

En el caso de conjuntivitis en niños, el riesgo de contagio es mayor, dado que tocan constantemente todo lo que les rodea. Es importante enseñarles a no llevarse las manos sucias a los ojos y lavárselas regularmente. Y sobre todo, no llevarlos al colegio o a la guardería.

Tratamiento de la conjuntivitis

La mayor parte de conjuntivitis se curan solas, pero es importante visitar al médico para evitar complicaciones. También es necesario mantener una correcta higiene para evitar complicaciones y atenuar las molestias:

  • Lávate las manos y utiliza un antiséptico de manos como Sterillium®.
  • Limpia los ojos eliminando la mucosidad o el pus de los párpados con una gasa Medicomp® de HARTMANN. Lo ideal es que la uses empapada en suero fisiológico. Te recomendamos las monodosis de suero fisiológico Lusan®.
  • Es muy importante usar una gasa limpia para cada ojo. La limpieza ocular ha de realizarse desde el ángulo interno del ojo -el lagrimal-, hacia el exterior.
  • Si el médico o farmacéutico te ha recetado o recomendado algún medicamento, has de aplicarlo con los ojos limpios; con delicadeza retira el párpado inferior hacia abajo y aplica el colirio, pomada o gel antibiótico entre el párpado y el ojo. Es importante evitar el contacto del envase del medicamento con el ojo.

Tengo conjuntivitis, ¿qué tengo que hacer?

  • Acude a tu médico en cuanto detectes las primeras molestias en los ojos.
  • No debes auto medicarte. Siempre has de acudir al médico de cabecera, el oftalmólogo o el pediatra; ellos son los que pueden identificar su origen y prescribir el tratamiento adecuado.
  • No es recomendable tratar la conjuntivitis con tratamientos caseros como el lavado con infusión de manzanilla.
  • Si tienes conjuntivitis, no te frotes los ojos.
  • Evita el uso de lentillas si tienes síntomas de conjuntivitis.
  • Si el que presenta síntomas es un niño, lo mejor es no llevarlo a la escuela o a la guardería hasta que el pediatra lo revise.