Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > La Curopedia > Botiquín primeros auxilios > Cómo enseñar Primeros Auxilios a los niños
Enseñar primeros auxilios

Cómo enseñar Primeros Auxilios a los niños

Botiquín primeros auxilios

Las caídas, rasguños, contusiones, pequeñas heridas… forman parte de lo cotidiano desde la infancia más temprana. Los niños se familiarizan rápidamente con elementos como las Tiritas®, e incluso las reclaman para “jugar a curarse” si en casa hay Tiritas® KIDS con dibujos animados.

Pero ¿saben cómo actuar en caso de ser testigos de un accidente?

PAUTAS DE PRIMEROS AUXILIOS PARA LOS MÁS PEQUEÑOS DE CASA

Llamar al 112. Esperamos que nunca necesiten usarlo pero los niños tienen que familiarizarse con este número de teléfono. Han de reconocerlo y saber cuál es el número que han de marcar en caso de emergencia. Infórmales desde qué dispositivo pueden llamar, quién les atenderá, qué tipo de preguntas les realizarán y qué deben responder para ser de ayuda.

Usa peluches como referencia para las explicaciones. Es más fácil que entiendan de lo que les hablas si usas sus muñecos durante las explicaciones. Empatizarán más con la situación y visualizarán cómo deben comportarse si ven accidentes o si son ellos los heridos.

Adapta el mensaje a la edad de los pequeños. En muchas escuelas se realizan charlas formativas a cargo de cuerpos de seguridad. Los profesionales informan sobre peligros a evitar o qué hacer en caso de accidente. Pero son charlas puntuales y en casa debemos orientar de forma constante sobre qué hacer en situaciones de emergencia. Merece la pena comenzar por situaciones comunes como accidentes domésticos, peligros en la cocina o seguridad vial. A partir de los 10 años ya son capaces de entender técnicas más sofisticadas como las maniobras de reanimación.

Autoprotección. Inculca a tus hijos medidas para protegerse, qué situaciones de riesgo han de evitar y cómo prevenir accidentes en el hogar o al practicar deporte. Asimismo, es igual de importante que sepan mantener la calma y llamar rápidamente a un adulto. Dales las indicaciones oportunas sobre ello.

RCP. Por muy pequeños que te parezcan, los niños son capaces de entender lo que es una reanimación cardiopulmonar desde edades tempranas. Es saludable que sepan su finalidad y en qué casos se puede necesitar. Además, es muy probable que hayan visto en escuelas o polideportivos los dispositivos DEA adecuados para ello, por lo que no les será ajeno.

DOS JUEGOS DE PRIMEROS AUXILIOS PARA PRACTICAR LO APRENDIDO

La mejor manera de que retengan conceptos es a través del juego. Promueve en tu entorno familiar y en el colegio jornadas donde se familiaricen con los elementos que componen un botiquín de Primeros Auxilios y cómo actuar en caso de accidente.

Juego de la cruz roja. Su finalidad es identificar los elementos básicos que conforman los Primeros Auxilios. Crea dos grupos y da un botiquín a cada uno. Cada equipo debe ponerse de acuerdo para ir mostrando lo que hay en el botiquín, explicar qué es y para qué sirve. Gana el equipo con mayor número de aciertos.

La emergencia. Crea varios grupos. En esta ocasión se trata de averiguar quién ha comprendido mejor las técnicas de Primeros Auxilios. Frente a cada grupo un compañero simulará distintos accidentes (cortes, heridas, quemaduras, caídas, asfixia, parada…) y el grupo deberá enviar un representante distinto cada vez que ha de actuar para salvar a su compañero. Gana el equipo con más aciertos.

HÁBITOS DE HIGIENE EN LOS MÁS PEQUEÑOS

Del mismo modo que les podemos enseñar algunas pautas de primeros auxilios, también será importante potenciar sus hábitos de higiene y así evitar infecciones y pequeñas enfermedades.

Es precisamente durante los primeros años de vida, cuando los niños y niñas desarrollan su personalidad y adquieren nuevas capacidades y habilidades. La primera infancia es el momento ideal para potenciar el desarrollo de la autonomía personal del niño.