Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Punto de Cura > ¿Cómo cuidar un tatuaje durante los primeros días?
¿Cómo cuidar un tatuaje durante los primeros días?

¿Cómo cuidar un tatuaje durante los primeros días?

Punto de Cura

Si has decidido hacerte un tatuaje debes saber que pueden surgir complicaciones por el calor, el sol e incluso las picaduras de insectos.

Si de todas formas tu intención es firme y decides hacértelo en época estival ten en cuenta estos consejos.

Cuidados básicos de un tatuaje recién hecho

  • Limpia la zona con un antiséptico.
  • Cubre el tatuaje durante las siguientes 24 horas de hacértelo con una lámina impermeable al agua y a los microorganismos indicada para contacto directo con heridas
  • Utiliza una buena crema hidratante al menos durante las 2 semanas siguientes para que la piel recupere su elasticidad.
  • Solo si te lo aconseja un médico, podrás aplicar una pomada antibiótica para evitar infecciones durante los primeros 5 días.

Si todo va bien la zona quedará recuperada en 4 o 6 semanas.

Anímate a hacerte el tatuaje, pero recuerda…

  • Evita los baños, especialmente en agua caliente: hasta que el tatuaje cicatrice por completo, se debe evitar sumergirlo en el mar o la piscina, para impedir que se borre parte del dibujo o que se infecte por bacterias.
  • No tomes el sol: evitar la exposición al sol para evitar complicaciones y no disminuir la pigmentación.
  • Usa siempre crema solar: también serviría el uso de ropa ligera y de algodón, situarse a la sombra, no exponerse en las horas centrales del día, etc.
  • Evita la sudoración y el calor: el calor aumenta la sudoración y esto puede favorecer la maceración de la herida, perjudicando la cicatrización.
  • Evita las picaduras: las picaduras de insectos o medusas producen una inflamación local que dificulta el correcto curso de la cicatrización.
  • No te rasques: es conveniente evitar el rascado porque puede dar lugar a sobreinfecciones o alteraciones en el tatuaje. Tampoco es bueno quitar las costras formadas durante el periodo de cicatrización.