Logo Tiritas® Effect

Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Heridas, cortes y rozaduras > La antisepsia de heridas

La antisepsia de heridas

Heridas, cortes y rozaduras

La antisepsia es una de las fases de la cura de heridas que tiene como objetivo evitar que crezcan elementos patógenos en el tejido de la herida. La aplicación de antiséptico se recomienda siempre, aunque la herida no presente un riesgo claro de infección.

No existe un antiséptico de uso universal, por lo que su elección se realiza teniendo en cuenta su espectro de actividad (virus, bacterias, hongos), la rapidez con la que actúa, su duración de acción y su tolerancia dermatológica.

A continuación encontrarás una serie de pautas para elegir el antiséptico correcto, aunque será tu farmacéutico el que ha de aconsejarte a la hora de elegir y aplicar un antiséptico.

¿Qué antiséptico usar?

Recomendamos el uso de clorhexidina y povidona yodada, frente a soluciones antisépticas más tradicionales como el alcohol y el agua oxigenada.

Povidona yodada
Es muy eficaz frente a esporas y todo tipo de gérmenes. Se recomienda para heridas y quemaduras leves. No está recomendada en niños y mujeres embarazadas.

Clorhexidina
La clorhexidina entra en acción muy rápidamente y es efectiva ante un gran número de bacterias.
Es ampliamente utilizada en niños y en embarazadas, también para la limpieza del cordón umbilical.

Alcohol etílico
Es una de las soluciones tradicionales en los hogares, aunque no es la más recomendable para la antisepsia de heridas abiertas, ya que es muy irritante y en contacto con materia orgánica podría coagular las proteínas y retrasar la cicatrización.

Agua oxigenada
Otro de los clásicos del botiquín, el agua oxigenada tiene un amplio espectro actuando como oxidante de enzimas bacterianas pero se inactiva fácilmente en tejidos vivos disminuyendo su eficacia ante los gérmenes. Provoca escozor cuando se aplica en heridas abiertas y agresión de los tejidos.