Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > La Curopedia > Heridas, cortes y rozaduras > Me he hecho una herida con un trozo de metal oxidado, ¿qué debo hacer?
Corte con un trozo de metal oxidado

Me he hecho una herida con un trozo de metal oxidado, ¿qué debo hacer?

Heridas, cortes y rozaduras

En cuanto llega el buen clima apetecen los viajes en familia, las salidas al campo y vivir experiencias nuevas en entornos naturales. ¿Ya tienes preparado el calzado adecuado, el protector solar y el botiquín de viaje? Las salidas al campo son muy recomendables y saludables, pero también pueden entrañar algún imprevisto que debéis tener en cuenta para poder estar preparados y así reaccionar correctamente ante cualquier herida.

OS HABLAMOS DEL TÉTANOS PARA DESPEJAR DUDAS Y MITOS

En la memoria de muchos encontramos dos advertencias por parte de padres y abuelos: “¡No os metáis en el agua justo después de comer!” y “¡Ojo con los clavos oxidados, con un pinchazo podéis contraer el tétanos!” ¿Os suenan verdad? Pues hoy vamos a centrarnos en la segunda advertencia para ver cuánto tiene de mito y cuánto de verdad.

Los paseos por senderos y rutas a veces nos obligan a pasar por zonas valladas, arbustos, zonas resbaladizas que pueden llevarnos a pisar mal o apoyarnos en elementos de riesgo e incluso ocasionarnos rasguños o cortes fortuitos. ¿Qué ocurre cuando el corte nos lo ha producido un objeto con óxido? ¿Cómo actuar cuando nos clavamos una punta, alambre o trozo de hierro oxidado?

TÉTANOS ¿QUÉ ES?

El tétanos es una infección grave producida por una bacteria cuyo nombre científico es Clostridium tetani.  Este microorganismo sobrevive al aire libre, en forma de diminutas esporas que se encuentran por todas partes, por lo que cualquier tipo de herida, desde un arañazo profundo a una mordedura o picadura de animal, pueden transmitir, , el tétanos.

La relación entre los materiales oxidados y el Tétanos es sencillamente,una relación entre un material viejo, descuidado y sucio y la mayor probabilidad que en estos óxidos se encuentren esporas de esta bacteria. 

SÍNTOMAS Y CAUSAS DEL TÉTANOS

Entre los tipos más comunes de tétanos encontramos el tétanos generalizado. Los signos y síntomas aparecen de manera progresiva y empeoran a lo largo de unas dos semanas. Dichos síntomas comienzan generalmente en la zona de la mandíbula y avanzan hacia abajo en el cuerpo.

Los síntomas o signos del tétanos generalizado son los siguientes:

  • Espasmos musculares, músculos rígidos, rigidez muscular en la mandíbula…
  • Tensión de los músculos alrededor de los labios, 
  • Espasmos dolorosos y rigidez en los músculos del cuello
  • Dificultad para tragar
  • Músculos abdominales rígidos

A medida que la enfermedad avanza, pueden aparecer nuevos síntomas:

  • Presión arterial alta o baja
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Fiebre
  • Sudoración extrema

¿QUÉ HACER SI SUFRIMOS UNA HERIDA QUE SUPONE RIESGO POTENCIAL DE CONTRAER EL TÉTANOS?

Primero tenemos que saber qué tipo de heridas son más susceptibles de contagio. Las más comunes son las siguientes:

  • Heridas o quemaduras que precisen de intervención quirúrgica y esta se atrase más de 6 horas.
  • Heridas o quemaduras con un grado importante de tejido desvitalizado.
  • Heridas con objetos punzantes que estén sucios, o hayan estado en contacto con estiércol, suciedad o tierra.
  • Heridas contaminadas con un cuerpo extraño, como puede ser una astilla de madera, o de plástico. Aquí incluiríamos los clavos o metales oxidados.
  • Heridas con fracturas.
  • Heridas por congelación.
  • Mordeduras

Si te has hecho una herida recomendamos aplicar los Primeros Auxilios en casa siguiendo los pasos que siempre os aconsejamos: limpieza, antisepsia y protección con el apósito de Tiritas® que mejor os convenga.

Una vez aplicados los Primeros Auxilios, tendréis que acudir al centro de salud o a urgencias lo antes posible. El médico decidirá qué hacer en cada caso, dependiendo del tipo de herida, del carné de vacunaciones del paciente, de su edad, peso y de las condiciones de su salud. Es posible que suministre la vacuna, un refuerzo y/o gammaglobulina antitetánica.