Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Heridas, cortes y rozaduras > El proceso de curación de una herida

El proceso de curación de una herida

Heridas, cortes y rozaduras

Las fases del proceso de curación de cualquier tipo de herida se solapan en el tiempo y no se pueden disociar unas de otras.

Por regla general el proceso fisiológico de curación de una herida se divide en tres fases, aunque hay que tener en cuenta que esta subdivisión en fases está orientada a las modificaciones morfológicas básicas que se producen durante el proceso de reparación:

  • La fase de limpieza. También llamada inflamatoria o exudativa. Se inicia en el momento en el que se produce la herida y dura unos 3 días aproximadamente. Las primeras reacciones vasculares y celulares consisten en la coagulación y la hemostasia. Se produce un proceso de vasodilatación con exudación del plasma para eliminar patógenos perjudiciales para la herida.
  • La fase de proliferación o granulación, cuando se reconstruyen los tejidos de granulación. El tejido granular por lo general crece desde la base de la herida y tiene la capacidad de rellenar las heridas.
  • Fase de diferenciación o epitelización: es el momento de la cicatrización de la herida. El tejido de granulación creado durante la fase anterior permite que se desarrolle la fase de reepitelialización, durante la cual las células epiteliales migran a través del nuevo tejido para crear una barrera entre la herida y el medio ambiente.