Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Heridas, cortes y rozaduras > Cómo cuidar una herida con puntos

Cómo cuidar una herida con puntos

Heridas, cortes y rozaduras

Los puntos de sutura, bien sean por una herida o una intervención quirúrgica, implican molestias en el paciente y exigen de un cuidado exhaustivo de la zona afectada. Sigue en todo momento las pautas indicadas por tu médico para evitar infecciones y facilita su cura siguiendo estas pautas.

Consejos para el cuidado adecuado de los puntos de sutura

  • Podrás realizar tu higiene habitual pasadas al menos 24 horas desde la sutura. No frotes la herida, lávala con agua y jabón ejerciendo una pequeña presión sobre ella, y procede a secarla de forma exhaustiva con una gasa estéril Medicomp® de HARTMANN.
  • Si te han indicado lavar la herida más de una vez al día, recuerda desinfectar tus manos con un antiséptico como Sterillium® de HARTMANN antes de proceder a la limpieza.
  • Cuida tu herida aplicando clorhexidina o povidona durante los 3 primeros días.
  • Evita movimientos bruscos y golpes directos sobre los puntos. No realices esfuerzos que abran los puntos de sutura.
  • Si la herida se encuentra en una zona donde la ropa puede provocar rozaduras, protégela cubriéndola con un apósito.
  • Mantén una dieta equilibrada. La vitamina C contribuye a una mejor cicatrización.
  • Consulta a tu médico en caso de que te duela o presente mal aspecto. Él te indicará cuál es el tratamiento adecuado en cada caso.
  • En caso de diabetes, controla de forma exhaustiva tus niveles de glucosa. Una alta concentración de azúcar en sangre puede complicar la cicatrización de las heridas.

En caso de dolor, hinchazón o supuración de la herida, acude al centro de salud más cercano. Recuerda que si sigues un buen cuidado, dependiendo de la herida, puedes conseguir que la cicatriz sea mínima.