Logo Tiritas® Effect

Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Actividad física en familia: beneficios y ejercicios

Blog

7 de junio, 2021
0 comentarios

Actividad física en familia: beneficios y ejercicios

ejercicio y deporte en familia

A veces nuestro estilo de vida apenas nos deja tiempo libre para dedicarnos a nosotros mismos y a nuestras familias. El trabajo y las obligaciones diarias parecen relegar a un segundo puesto actividades como el deporte con nuestros hijos, lo cual no deja de ser contradictorio pues es una fuente de salud esencial para nuestro bienestar.

Los problemas asociados al sedentarismo hacen mella en la sociedad actual de una manera nunca vista en nuestra historia reciente. Enfermedades cardiovasculares, diabetes, obesidad infantil y otras enfermedades podrían verse notablemente reducidas a través del ejercicio diario.

La actividad física en familia ayuda a sentar las bases de una vida saludable a todos los niveles y aporta innumerables beneficios, además de ser muy divertido.

Hoy vamos a tratar de presentaros las ventajas de romper con la inercia del sedentarismo y reservar a diario un poco de tiempo para el deporte en familia.

Beneficios de la actividad física en familia

Los beneficios de realizar deporte con nuestra pareja e hijos van más allá del plano físico. Nuestras dimensiones psicológicas y sociales también se ven muy beneficiadas gracias a la práctica deportiva en familia.

A continuación, veremos algunas de las ventajas de la actividad física con los nuestros tanto a nivel físico como psicológico y social.

Beneficios físicos

  • Ayuda a mantener una buena forma física y a evitar el sedentarismo.
  • Mejora el funcionamiento del sistema respiratorio, el sistema circulatorio y el sistema óseo.
  • Facilita el buen funcionamiento de los diferentes órganos del cuerpo.
  • Contribuye a prevenir el sobrepeso y la obesidad.
  • Ayuda a mejorar la calidad del sueño.

Beneficios psicológicos

  • Ayuda a formar una personalidad disciplinada.
  • Incrementa la tolerancia a la frustración, ya que no todos los objetivos se logran en la práctica deportiva.
  • Mejora nuestro estado de ánimo.
  • La actividad deportiva hace que el cerebro libere endorfinas, que incrementan la sensación de bienestar emocional.
  • Incrementa la sensación de energía y vitalidad. Con ello aumenta la seguridad en uno mismo.
  • Mejora la concentración.
  • Favorece el desarrollo de una buena autoestima.

Beneficios sociales

  • Ayuda a canalizar los conflictos.
  • Fortalece los vínculos familiares.
  • Enseña a valorar el esfuerzo.
  • Incrementa las habilidades de integración en un grupo.
  • Constituye un aprendizaje para el buen uso del tiempo libre.
  • Enseña respeto por los demás y por las “reglas del juego”, que representan las reglas de convivencia en sociedad.

Ejercicios para toda la familia

Una de nuestras tareas como padres y madres es la de incluir el deporte o la actividad física en la educación de nuestros hijos, con el fin de hacer de ellos futuros adultos activos y, por ende, sanos.

Como decíamos al principio, a veces la falta de tiempo condiciona mucho las actividades que podemos realizar a diario. Es perfectamente comprensible que después de una larga jornada laboral o escolar no apetezca vestirse de corto para salir a hacer running, por ejemplo. Lo que sí está más a nuestro alcance son esos pequeños detalles que pueden marcar la diferencia y pueden servir para ir entrando poco a poco en el mundo del deporte familiar.

Por ejemplo, si puedes, elige siempre ir caminando de camino al cole, a hacer la compra con tus hijos o en cualquier actividad cotidiana imprescindible. Trata de hacer las cosas con tu propio movimiento, y deja a un lado, en la medida de lo posible, los medios de transporte (sí, también el ascensor).

Otro buen consejo es optar por material deportivo a la hora de hacer algún regalo a tus hijos (o a tu pareja). Hay una gran diferencia entre regalar a tus niños una videoconsola y regalarles unas zapatillas de deporte o un patinete. En el primer caso estás fomentando el sedentarismo y la pasividad; en el segundo, la actividad física, la movilidad y la salud.

Es muy importante aprovechar cada ocasión que se nos presente para hacer deporte con los peques de la casa. Una fiesta familiar, un fin de semana o festivo o nuestras vacaciones pueden ser momentos ideales para programar actividades al aire libre y comenzar a moverse juntos.

Si has decidido entrar de lleno en el mundo del deporte es necesario que tengas en cuenta una serie de consejos de seguridad.

  1. Toma todas las medidas de protección. Por ejemplo, bici y casco deben formar un todo indisoluble. Ayuda a que tus hijos lo interioricen para prevenir posibles disgustos en el futuro.
  2. Si el deporte es al aire libre y en verano, deberéis evitar las horas centrales del día.
  3. Utilizad ropa y calzado cómodos, adaptados a la actividad que vayáis a realizar.
  4. Asegúrate de que os mantenéis correctamente hidratados. Incluso puede ser una buena idea tener a mano una fruta o un pequeño snack para reponer fuerzas tras el ejercicio.
  5. Respeta el ritmo de tus hijos. Enséñales a ir poco a poco y a hacerlo bien. Con ello estarás favoreciendo el desempeño deportivo de tus pequeños, pero también potenciando el desarrollo de una cualidad tan importante como la paciencia.
  6. Sí al trabajo en equipo y a la cooperación, no al individualismo y la excesiva competitividad. Para que la actividad sea verdaderamente productiva y sana para los más pequeños es necesario que les traslademos uno de los valores más importantes del deporte: lo importante es participar y disfrutar. Recuérdales siempre que el rival a batir es en todo caso uno mismo. De esta forma estarás fortaleciendo su capacidad de superación personal de una manera eficaz y saludable.

Una vez vistos todos los requisitos para empezar a gastar zapatilla en compañía de nuestros seres más queridos, repasaremos algunas actividades sencillas y sobradamente conocidas que no por ello dejan de ser las más aconsejables.

Ten en cuenta que este artículo está dedicado al deporte en familia y que por esta razón todas las propuestas que siguen deben estar supervisadas por un adulto o, mejor aún, deben estar realizadas por uno o varios adultos en compañía de sus hijos.

  • Dar un paseo en bici o patinete.
  • Organizar una excursión por la montaña.
  • Ir caminando a la escuela o instituto.
  • Jugar un partido de baloncesto o de fútbol en el parque.
  • Salir a nadar por el mar o apuntarse a la piscina.
  • Practicar running.
  • Jugar al vóley en la playa.
  • Bailar al ritmo de la música.
  • Gincana deportiva en casa con todos los ejercicios que se te ocurran (tareas domésticas incluidas).
  • Tenis.
  • Hacer gimnasia en el parque o en casa.
  • Kayak y paddle surf.
  • Juegos activos como la rayuela, carreras de obstáculos, juegos con globos, el juego del pañuelo, saltar a la comba, etc.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.