Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > Blog > Cómo tratar la otitis en nuestros hijos

Blog

2 de octubre, 2018
0 comentarios

Cómo tratar la otitis en nuestros hijos

Cómo tratar la otitis en nuestros hijos

La otitis es una infección dolorosa y habitual en la infancia. Sabemos reconocerla porque casi siempre el niño se agarra o señala la oreja, pero no siempre somos capaces de distinguir claramente el tipo de otitis, cómo prevenirla o cuál es el tratamiento adecuado.

Es este artículo, recopilamos algunos de los consejos de la pediatra Lucía Galán.

Otitis externa

También se conoce a las otitis externas como otitis del nadador ya que el principal factor desencadenante es la humedad excesiva en el conducto auditivo. Los gérmenes viven habitualmente de las piscinas (Pseudomona), por ello la otitis exterior va también muy ligada al verano, cuando nuestros hijos e hijas pasan más tiempo en remojo.

La detectaremos cuando notemos que sienten dolor al presionar delante del oído o simplemente se quejan de forma llamativa al tocarles la oreja. Puede que no tengan fiebre.

Otitis media

En el caso de la otitis media, más común en otoño e invierno, los microorganismos provienen del interior de la boca o la nariz. Suele empezar por un cuadro catarral hasta que el moco se acumula en la Trompa de Eustaquio y puede ir acompañada de fiebre alta.

Si se acumula demasiado moco, el dolor es intenso y el tímpano se rasga, se agujerea y el moco sale, estaremos hablando de una otitis media perforada o supurada.

¿Cómo prevenir la otitis?

Algunas medidas para prevenir otitis, aunque no serán siempre 100% eficaces, son:

  • Limpiar y secar el conducto auditivo tras cada baño con la punta de la toalla, para evitar la humedad en el oído que puede llegar a provocar una otitis.
  • No debemos usar bastoncillos. Es una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad, pero solamente conseguiremos empujar el cerumen hacia el interior del oído, provocando tapones. La cera en los oídos es una barrera protectora natural para prevenir la otitis. Debemos limpiarla, de forma superficial, con la toalla. Cualquier instrumento que presione el cerumen en el oído puede provocar heridas, perforaciones o incluso una infección.
  • Siempre que el pediatra los recete, los analgésicos y gotas óticas antibióticas son generalmente suficientes para tratar una otitis interna. Además, no debemos sumergir la cabeza en el agua durante los días de tratamiento.

En caso de duda, consulta con tu pediatra o farmacia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.