Logo Tiritas® Effect

Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > ¿Cómo cuidar la piel de tu hijo?

Blog

19 de febrero, 2018
0 comentarios

¿Cómo cuidar la piel de tu hijo?

Da igual que sea verano o invierno, que haga calor, o mucho frío. Las reacciones en la piel de los niños no entienden de estación y suelen ser motivo de alarma. La piel actúa como barrera frente a organismos externos y ahí radica la importancia de cuidarla desde los primeros días de vida. Cuidar la piel de los niños ha de ser más intensivo dado que son frecuentes las dermatitis atópicas y el riesgo de quemaduras por el sol se dispara.

Nunca hay que olvidar que la piel tiene memoria, los cuidados que practiquemos en la infancia los aprovecharemos de adultos.

Cuida la piel de tus hijos desde su nacimiento

Salvo que nuestros pequeños presenten alguna patología dermatológica, existen ciertas pautas de cuidado básico que podemos extender hasta la vida adulta.

Baño diario. No, no es necesario. Cada vez más pediatras aconsejan los baños espaciados. ¿El  motivo? La piel de los bebés es tan delicada que merece la pena protegerla optando por baños cortos con agua templada y secarla suavemente a base de golpecitos, repasando bien los pliegues.

No abuses del jabón. No necesitamos aplicar gel o jabón a diario. A nuestra piel no le gustan nada los aditivos, las siliconas, los parabenos, perfumes… Elige el gel más natural y con pH neutro.

Hidratación. Lejos de ser un tópico, un cuidado esencial de la piel radica en la hidratación interna, que se refleja en la apariencia externa de la piel. Inculca en tus hijos el hábito de beber agua a lo largo de todo el día, en pequeñas y repetidas ingestas. Y no olvides que tú eres su mejor ejemplo así que lleva agua a todas partes.

La protección solar es esencial. Las quemaduras son peligrosas y dolorosas. Si se avecina visita al parque, a la piscina o la playa y sabes que estaréis expuestos al sol durante tiempo, no olvides aplicar cada tres horas un protector solar adecuado a su edad y tipo de piel. Nos explican de manera sencilla el cómo cuidar la piel en verano en este decálogo sobre protección solar del Ministerio de Sanidad. No obstante, en caso de duda, consulta con tu farmacéutico.

¿Y en caso de pieles atópicas?

Existen muchas leyendas urbanas para tratar la dermatitis. Antes de recurrir a fórmulas mágicas que te cuenten unos y otros, visita a tu pediatra y que os confirme qué le ocurre a la piel de tu pequeño. El 10% de los niños padecen dermatitis atópica a lo largo de su vida. Si es tu caso, a los cuidados anteriores añade alguna visita a la playa que, como indica la pediatra Lucía Galán ¡les sienta fenomenal! Justo todo lo contrario que la piscina, que suele ser causa de acentuación de los brotes. El cloro, cuanto más lejos, mejor. Asimismo, aplica las cremas o corticoides que el médico te recomiende; cada piel es un mundo y más en estas edades en las que es tan sensible. Así que sigue con atención sus indicaciones al pie de la letra.

La prevención de lesiones dermatológicas y melanomas comienza en la infancia. ¡Hoy es un buen día para comenzar!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.