Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > Blog > Beneficios de hacer ejercicio en invierno

Blog

29 de enero, 2018
0 comentarios

Beneficios de hacer ejercicio en invierno

Comienza el año y crear la lista de nuevos propósitos es casi una tradición. Tiene mucho sentido. Como lo tiene que, tras los atracones navideños, el hacer más ejercicio y mejorar nuestra forma física se conviertan en uno de los retos de 2018. Enero está repleto de buenas intenciones pero luego hay que ponerse la malla, abrocharte el cortavientos, abrir la puerta y ¡por favor, qué frío! Sí, te está pasando, llegan las excusas.

No hagamos ningún drama del momento. Hay una variada gama de opciones que nos ayudarán a lograr nuestra meta a pesar del frío invierno. Todo pasa por ser conscientes de sus múltiples ventajas, que nos ayudarán a mantener la motivación.

3, 2, 1… ¡comenzamos!

Por qué hacer deporte en invierno es una buena elección

Quemamos más calorías. La práctica del deporte al aire libre a bajas temperaturas acelera el metabolismo, lo que conlleva un aumento del consumo de calorías. El cuerpo necesita mantener su temperatura corporal y, si fuera hace mucho frío, usa la energía interna para compensarlo.

Mejora el sistema inmune. Un estudio publicado en 1999 en el Journal of Applied Physiology concluyó que la exposición al frío bajo los efectos del ejercicio aumenta el número de leucocitos y granulocitos, responsables del funcionamiento del sistema inmunológico.

Salimos de la monotonía. Con el frío, tendemos a pasar demasiadas horas metidos en casa. Además de no ser saludable porque fomentamos la vida sedentaria, hace que nuestro ánimo se vaya debilitando llegando en algunos casos a padecer las denominadas depresiones estacionales motivadas, precisamente, por los días grises, la lluvia o la disminución de las horas de sol. Salir de casa es una rutina positiva que hace que nuestro cuerpo y mente estén activos y, además, con el deporte aliviamos el estrés y propiciamos que nuestro organismo genere serotonina y dopamina, las hormonas del placer, que hacen que nos sintamos mejor con nosotros mismos.

Auto disciplina. Ser capaces de salir aunque las condiciones climatológicas no nos acompañan, es un síntoma de fortaleza mental y de autocontrol. Si somos capaces de establecer rutinas en entornos complejos, nuestra autoestima se verá reforzada y seremos capaces de conocer nuevos límites físicos y mentales que hasta ahora permanecían aletargados. La satisfacción está garantizada.

Sensibilidad por el medio ambiente. El invierno es una estación preciosa para practicar deportes de nieve o disfrutar de la naturaleza ¡y la calidad del aire en esta época es mucho mejor!  Aprovecha el momento para unirte a grupos de esquiadores, clubes de senderismo o para hacer planes en familia que te permitan conocer a nuevas personas. Disfrutad juntos de este regalo para los sentidos que ofrece el entorno nevado y las estampas invernales. ¡Recuerda llevar contigo un botiquín de viaje, no dejes que una rozadura o herida te estropee tu idílica escapada!

Como ves, el frío no está reñido con unos hábitos de vida saludable. ¡A disfrutar!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.