Logo Tiritas® Effect

Tiritas® EFFECT, la gama de apósitos hidrocoloides. Las propiedades oclusivas y amortiguadoras del material hidrocoloide, permiten aliviar la fricción y la presión gracias a su efecto acolchado, y favoreciendo la curación de heridas en un entorno húmedo.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL, es la gama de Tiritas® para necesidades específicas; las quemaduras y el tratamiento de cicatrices una vez la herida está cerrada.

Inicio > Blog > Cómo cuidar tu pelo después del verano

Blog

22 de agosto, 2017
0 comentarios

Cómo cuidar tu pelo después del verano

En verano, el agua salada, el cloro de la piscina y los rayos solares dañan el pelo y el cuero cabelludo. Como la piel o los ojos, el pelo también necesita sus cuidados específicos. Después del verano, el cabello puede estar resentido, deshidratado e incluso roto. ¿Te suena?

Los principales daños que sufre el cabello en verano

  1. Quemaduras en el cuero cabelludo: la raíz es considerada la parte del pelo que más sufre en verano. Las quemaduras son constantes debido a la exposición al sol.
  2. Los rayos ultravioletas provocan que el pelo cambie de textura y se seque, perdiendo brillo e hidratación.
  3. Puntas rotas y decoloración: este proceso se produce por la alteración de la cisteína, un aminoácido constituyente de la queratina. El pelo se debilita y se rompe y la melanina se aclara con los rayos solares. Si llevas el pelo teñido, lo verás más amarillento.
  4. Pérdida de flexibilidad y vitalidad: debido al cloro, el agua salada, la arena, el viento o la humedad el pelo se queda áspero, seco y sin brillo.
  5. Caída: notarás cómo se te cae más cabello de lo habitual.
  6. Picores: todos los elementos citados anteriormente provocan sequedad y quemazón del cuero cabelludo. ¿Sus consecuencias? Irritación, incomodidad y picores.

Para remediar estos daños después del verano, se recomienda dedicar mimos y algo de tiempo al cuidado y la nutrición del cabello. ¿Qué pasos seguir?

Opciones para revivir tu cabello después del verano

Córtate el pelo: a lo mejor no querías leer esto pero tu cabello te está mandando señales para que te ocupes de él. Una visita a la peluquería para sanearlo le vendrá bien. Despídete de las puntas abiertas y ayuda a que crezca más sano y fuerte.

Champú sin siliconas: el alto porcentaje de silicona que poseen muchos de los productos para el pelo provoca un apelmazamiento del mismo. Elegir un champú libre de silicona es la mejor opción durante todo el año, pero especialmente ahora que la raíz y el cuero cabelludo necesitan un aporte extra.

Productos naturales: el cuero cabelludo exige los mismos cuidados que la piel. Asesórate con un profesional y elige un tratamiento sin parabenos, sin amoniacos y lo más natural posible para que tu pelo recupere su tono y brillo natural. No utilices productos con alcohol como algunos geles y colonias, que resecan aún más el pelo.

Uso de protección solar: para mantener activa la fortaleza de la keratina capilar, o el brillo y el color que provoca la melanina capilar, aplica protector solar a partir de ahora. Te ayudará a revitalizar el cabello. Además protégelo con un buen sombrero o con un pañuelo.

Dale un descanso a las planchas y el secador: sabemos que ir con un peinado impecable implica, en muchos casos, hacer uso del secador, planchas u otros electrodomésticos que alcanzan altas temperaturas. Déjalo suelto y no recurras a las gomas o peinados tirantes que quiebran el cabello.

Evita cepillarlo de forma intensa mientras esté mojado: El cabello mojado es más flexible y se daña con mayor facilidad. Péinalo suavemente ayudándote de agua o crema especial para desenredarlo.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.