Logo Tiritas® Effect

Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Logo Tiritas® Medical

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Pasos para curar una herida

Blog

23 de agosto, 2016
0 comentarios

Pasos para curar una herida

pasos-para-curar-una-herida-tiritas

La vida es una caja de experiencias, y algunas acaban en algún que otro percance… Un corte al preparar una cena especial, una caída en medio de una excursión de fin de semana, una tarde en la piscina que acaba con un rasguño, etc. ¿Cuántas veces nos hemos encontrado con una herida y no hemos sabido cómo actuar? Ya sea por desconocimiento del protocolo de Primeros Auxilios, por los nervios o porque hemos aplicado algún remedio que ha sido peor que el problema; a veces realizamos curas que acaban en infección y retrasan la cicatrización.

Pautas básicas para curar una herida

Antes de iniciar las curas tienes que valorar la gravedad de la herida. ¿Es una herida que afecta a capas más profundas que la epidermis? ¿El sangrado no se detiene? ¿Supura pus o presenta otros síntomas de infección? En todos estos casos, acude urgentemente al centro médico. También deberás ir a urgencias en casos en los que la herida o el corte hayan sido causados por un objeto oxidado o contaminado, o por una mordedura.

Para el resto de heridas, sigue los siguientes pasos:

En primer lugar, lávate las manos con agua y jabón antes de iniciar la cura para prevenir posibles infecciones. También puedes usar Sterilium®. A continuación, lava la herida para retirar restos de suciedad, arena y objetos extraños del lecho de la herida. Recomendamos usar Lusan® suero fisiológico.

Ya has eliminado los elementos extraños del lecho de la herida, ahora sécala con gasas estériles dando toques ligeros y sin frotar.

Aplica sobre la herida un antiséptico como clorhexidina o povidona yodada de Lusan®. Puedes consultar este artículo para elegir el antiséptico adecuado. Nunca uses alcohol o agua oxigenada para lavar la herida, ya que pueden interferir en el proceso de cicatrización.

Cubrir la herida es fundamental para prevenir infecciones. Como ninguna herida es igual a otra, puedes elegir las Tiritas® de toda la vida, o usar apósitos de cura húmeda como Tiritas® EFFECT (antes DermaActive®).

La alimentación también es importante en la cicatrización de heridas. Mantén una dieta rica en proteínas y vitamina A, K, B, C, D Y E, además de zinc.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.