Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Mindfulness: aprender a relajarse viviendo el presente

Blog

9 de marzo, 2016
0 comentarios

Mindfulness: aprender a relajarse viviendo el presente

Mindfulness - tiritas

Dice el famoso psicólogo autor del bestseller “Inteligencia emocional”, Daniel Goleman, que la atención es un músculo que se debe entrenar.

La ansiedad y la depresión son la segunda causa de baja laboral en la actualidad, y la OMS prevé que sea la primera en 2020. Paralelamente se ha multiplicado en los últimos años el consumo de ansiolíticos hasta un 300%. No obstante, existen otras opciones que nos ayudan a sentirnos mejor con nosotros mismos, pero que requieren de un entrenamiento para ser efectivas: hablamos de los ejercicios de relajación y, en concreto, del Mindfulness.

Qué es el Mindfulness

El Mindfulness es una práctica de origen budista que aparece hace 30 años en Occidente como herramienta para combatir el estrés y tratar el dolor. El término en inglés tiene difícil traducción al castellano, aunque puede entenderse como la capacidad de vivir el momento con atención plena, es decir, vivir siendo conscientes de lo que nos ocurre y de cada experiencia del momento presente.

Su aplicación nos ayuda a vivir de forma reflexiva. En situaciones positivas, para verdaderamente disfrutarlas; en las negativas, para comprenderlas y afrontarlas. Su práctica cada vez es más común en psicología, y ha demostrado ser muy útil en el día a día para reducir los niveles de estrés, incluso de los más pequeños.

Los principios del Mindfulness

  • Intención. La práctica del Mindfulness requiere tiempo y entrenamiento. Inicialmente requiere de una dedicación diaria, al menos de unos minutos, para aprender a respirar y concentrarnos.
  • Centrarse en el presente. El Mindfulness no busca cambiar pensamientos o comportamientos negativos en positivos, sino aceptar lo que nos ocurre como es. Esto nos ayuda a estar conformes y a entender nuestro entorno.
  • Aceptación radical. Precisamente uno de los elementos que diferencia al Mindfulness de otras técnicas de relajación es la aceptación de la experiencia. No se trata de valorar lo que nos ocurre para tomar una decisión posterior, sino en centrarse en el momento presente aceptando la experiencia con total normalidad, sea esta positiva o negativa.
  • Control. El objetivo del Mindfulness no es controlar nuestra vida, nuestras emociones, o nuestro comportamiento, sino en aceptar y conformarnos con las cosas que nos suceden sin desvirtuarlas, ni siquiera con el fin de reducir el malestar, el miedo o la tristeza. De la misma manera, se aplica a hechos positivos. Consiste en vivir los acontecimientos sin temores y disfrutar la vida tal cual es.

Cómo dar los primeros pasos en Mindfulness

Existen multitud de centros y profesionales formados en esta técnica que te pueden ayudar. Busca preferentemente psicólogos especializados que te ayuden a través de ejercicios prácticos a introducir los beneficios del Mindfulness en tu día a día. Sigue sus indicaciones y practica en tu tiempo libre lo aprendido para profundizar mejor en la técnica.

El Mindfulness es útil para todos aquellos que habitualmente sufren de nerviosismo, ansiedad o los que tienen dificultades para afrontar experiencias estresantes como el cuidado de niños, algunas tareas o retos en el puesto de trabajo, la toma de decisiones o incluso afrontar percances del día a día como la cura de heridas o accidentes cotidianos.
Asimismo, su práctica también es recomendable para aquellos con mucha carga psicológica, laboral o personal, como cuidadores de personas mayores y dependientes.
Recogemos de un artículo reciente de El País este breve cuento:

Atrapa al conejo

Un estudiante de artes marciales le preguntó a su maestro: ‘Querido maestro, a pesar de lo mucho que aprendo con usted, quisiera mejorar mi conocimiento de las artes marciales. Además de aprender con usted, quisiera aprender con otro maestro para dominar su estilo y otras visiones que seguro me enriquecen. ¿Qué piensa de esta idea?’
El maestro, que había escuchado con atención a su discípulo, meditó unos segundos y dijo: ‘El cazador que persigue dos conejos no atrapa ninguno’.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.