Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Cómo parar una hemorragia nasal. Consejos de Primeros Auxilios

Blog

19 de enero, 2016
0 comentarios

Cómo parar una hemorragia nasal. Consejos de Primeros Auxilios

Hemorragia nasal - Tiritas

Un resfriado, una alergia, una infección sinusal, la sequedad ambiental o una rinitis, son algunas de las causas más comunes de hemorragia nasal o epistaxis. Existen muchos consejos populares para parar el sangrado de nariz, pero ¿qué recomiendan los profesionales? Hay una serie de pasos para detener una hemorragia nasal que, en la mayoría de casos, evitarán que tengamos que acudir al médico.

La nariz contiene una gran cantidad de capilares sanguíneos que irrigan su recubrimiento interno (mucosa nasal). Las membranas que recubren el interior de las fosas nasales pueden secarse e irritarse, y eso favorece las hemorragias nasales.

Cómo parar una hemorragia nasal

La mayoría de las hemorragias nasales se pueden detener si conocemos cómo practicar primeros auxilios de forma correcta, sin la necesidad de acudir al médico:

  1. Siéntate e inclínate ligeramente hacia adelante para que la sangre salga por la nariz y no por la garganta. La posición corporal es muy importante para parar la hemorragia. Mantener la cabeza por encima del nivel del corazón ayudará a reducir el sangrado, es mejor que no te acuestes ni reclines la cabeza hacia atrás.
  2. Limpia las fosas nasales con suavidad para expulsar sangre y moco. Puedes ayudarte de unas gasas estériles y suaves como Medicomp® de HARTMANN.
  3. Con el pulgar y cualquier otro dedo, presiona la parte carnosa de la nariz (justo debajo del tabique nasal), cerrando completamente las fosas nasales. Aprieta esa zona durante al menos 5 minutos. ¡No desistas antes, ya que la presión directa sobre el área donde se encuentran los capilares sanguíneos dañados ayudará a detener el flujo sanguíneo!
  4. Pasados 5 minutos, deja de apretar la nariz. Si la hemorragia continúa, vuelve a ejercer presión durante otros 5 minutos.

Mantener la calma durante el sangrado de nariz es fundamental, ya que evita que aumente la tensión arterial que nos haría sangrar más. También es recomendable aplicar frío local ya que puede ayudar a reducir el flujo sanguíneo en la nariz. Puedes utilizar Calmor® bolsa frío/calor de HARTMANN.

Qué NO deberías hacer ante una hemorragia nasal

  • No te acuestes ni inclines la cabeza hacia atrás.
  • Evita sonarte de forma vigorosa, estornudar o hurgarte la nariz.
  • No tomes ningún medicamento como la aspirina, ya que pueden alterar el proceso de coagulación.
  • No te pongas nervioso/a, mantener la calma siempre es de gran ayuda.

Cómo actuar una vez que hemos detenido la hemorragia

  • Límpiate la zona de la nariz con agua tibia y descansa un rato para evitar que se repita el sangrado.
  • Evita cualquier acción que implique una irritación de la nariz, como sonarte con fuerza o tocarte la nariz, durante 24 horas.
  • Ten en cuenta que la exposición al aire seco puede contribuir a que la nariz se reseque y provoque más sangrado. Añade humedad al aire de tu hogar con un humidificador o vaporizador. Un consejo casero para humidificar el ambiente es colocar un recipiente lleno de agua cerca de una fuente de calor, como un radiador, para que se evapore.

Cómo actuar si no conseguimos parar la hemorragia nasal

El tiempo de un sangrado de nariz suele ser de 7 a 15 minutos. Es lo que tarda en formarse un coágulo. Si el sangrado dura más de 20 minutos o viene acompañado de otros síntomas, podría indicar alguna enfermedad o problema más grave. En este caso acude al servicio de urgencias más cercano.

Si tienes hemorragias nasales de forma frecuente, puedes untar el interior de las fosas nasales con un poco de glicerina, limpiarlas de forma habitual con suero fisiológico Lusan®, o recurrir a algún lubricante nasal.
suero fisiologico lusan - TiritasTambién es recomendable consumir alimentos con vitamina C y vitamina K. Las frutas ricas en vitamina C, como el limón, la naranja, o la fresa, ayudan a reforzar la estructura de los vasos sanguíneos. La vitamina K (col, espinacas, acelgas, lechugas, brócoli, coliflor, hígado) es antihemorrágica y favorece la coagulación normal de la sangre.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.