Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Diez maneras sencillas de mimarte

Blog

24 de septiembre, 2015
0 comentarios

Diez maneras sencillas de mimarte

Una mujer recibe un masaje en una camilla

Durante todo el año vamos a tope con la casa, los niños, el trabajo, la pareja… Nos preocupamos por todos y los colmamos de cuidados y mimos. Pero… ¿y tú? ¿Tienes algo de tiempo para pensar en ti? ¿Te mimas lo suficiente?

 Busca ese momento para ti o para darte ese capricho que tanto te apetece. Aquí tienes algunas ideas para mimarte:

  1. El chocolate nunca falla. Pocas cosas animan más que comerse un trocito de este oro negro a media tarde. No pienses en él como algo prohibido: el chocolate negro tiene una gran cantidad de antioxidantes beneficiosos para la salud. Además, el chocolate de mayor pureza contiene mucho menos azúcar y, por lo tanto, menos calorías que el chocolate con leche. ¡Regálate una onza al día sin remordimientos!
  1. Tómate un minuto y besa. A veces la vida diaria es tan acelerada que los besos y abrazos acaban siendo por inercia. Para un momento, respira y concédete un minuto para darle un beso de película a tu pareja o un achuchón de los grandes a tus peques.
  1. Aromas que relajan. Regálate un momento de tranquilidad y reflexión con aroma de lavanda que relaja y favorece el descanso. Prueba con algunas velas o aceite esencial y disfruta de tu momento.
  1. Ponte guapa. ¿Cuánto tiempo ha pasado desde tu última manicura? Elige un color que te guste y dedícate un rato para poner a punto tus uñas. ¡Pero espera a que se sequen antes de ponerte de nuevo a jugar con los peques!
  1. Un poco de ocio adulto. Si te sabes de memoria los nombres de los personajes de los dibujos animados de la tele y en cambio no recuerdas ni el título de la última peli adulta que viste, necesitas desconectar. Cuando tus hijos estén soñando con los angelitos, prepara unas palomitas y dale al play para ver ese film que te apetecía tanto ver.
  1. No olvides la vida en pareja. Los hijos son lo mejor y más especial que hay para una madre, pero una madre también es mujer. Busca tiempo para estar con tu pareja, planea citas en los ratos que tenéis para vosotros y aprovecha cada minuto que tenéis a solas.
  1. Te mereces ese break. Siempre tienes la intención de tomarte ese café o esa infusión a media mañana pero entre unas cosas y otras nunca te da tiempo. El tiempo lo tienes si quieres dártelo, así que pon en marcha la cafetera o pon a hervir agua, y siéntate a saborear esa taza de calma y sosiego.
  1. Qué bien sienta un masaje. Déjate mimar y hazte un buen masaje. Te ayudará a reducir el estrés acumulado y a empezar el curso sin esa carga sobre los hombros.
  1. Vuelve a conectar. Llevas tiempo queriendo llamar a esa amiga con la que hace tiempo que no hablas pero nunca tienes dos minutos para hacerlo. Quizá ha llegado el momento de coger el teléfono y retomar el contacto. Ponte al día con tus amistades y rememora viejas anécdotas, porque cuidar tus relaciones sociales también es cuidar de ti misma.
  1. No madrugues, aunque sólo sea un día. Teniendo hijos pequeños es muy complicado que puedas dormir hasta que te apetezca levantarte, ni siquiera el fin de semana o en vacaciones. Aún así, intenta encontrar al menos un día para darte ese gustazo. Háblalo con tu pareja y turnaos en el cuidado de los niños durante las primeras hora de la mañana algún sábado o domingo. Os vendrá muy bien a los dos.

Seguro que leyendo esta lista has pensado la de tiempo que llevas sin hacer algunas de estas sencillas acciones. No lo pospongas más y mímate un poco.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.