Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Recupera tu suelo pélvico después del parto

Blog

7 de julio, 2015
0 comentarios

Recupera tu suelo pélvico después del parto

fotografía de mujeres haciendo gimnasia

Ser mamá es una gran alegría que te cambia la vida en todos los sentidos. Nuestro cuerpo realiza un esfuerzo titánico por crear una nueva vida y la última fase de ese gran esfuerzo es el parto. Una de las partes que más sufre es el suelo pélvico, un conjunto de ligamentos, músculos y fascias que son el sostén de los órganos que tenemos dentro de la pelvis: la vejiga, el útero y el recto. Mantener fuerte el suelo pélvico nos ayuda a evitar posibles escapes de orina, heces y gases, además de jugar un papel fundamental en nuestra vida sexual, ya que esta musculatura también envuelve la vagina.

Ahora que sabemos lo importante que es el suelo pélvico para nuestra salud y para nuestra calidad de vida, intentemos sacar algo de tiempo para pensar en nosotras y cuidarnos. A continuación te respondemos a las preguntas que toda mujer tiene después de ser mami:

  • ¿Qué tipo de ejercicios nos ayudan a fortalecer el suelo pélvico?

Por un lado tenemos la gimnasia abdominal hipopresiva y los ejercicios de Kegel.

  • ¿Qué conseguimos con la gimnasia abdominal hipopresiva?

Este tipo de gimnasia nos ayuda a tonificar la musculatura perineal y abdominal a través de la contracción del abdomen y el control de la respiración. Combinando posturas y movimientos se busca reducir la presión de las cavidades pélvica, torácica y abdominal, siempre trabajando en apnea respiratoria, es decir, mientras expulsamos el aire de los pulmones. En la web de la Asociación Española e Fisioterapeutas nos proponen algunos ejercicios que podemos hacer en casa.

  •  ¿Y con los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son los más conocidos y son específicos para fortalecer la musculatura del suelo pélvico mediante contracciones. Si mantenemos fuertes estos músculos, luchamos contra la gravedad, manteniendo los órganos pélvicos en su sitio. Primero que nada debemos localizar nuestra musculatura perineal. Una vez localizada, es recomendable que empecemos realizando las contracciones tumbadas y con el tiempo podremos ir cambiando las posturas y añadiendo dificultad a los ejercicios. “En suelo firme” nos explica detalladamente cómo hacerlos correctamente.

  • ¿Cuándo es recomendable empezar con estas dos técnicas?

 Los ejercicios de Kegel pueden realizarse tanto durante el embarazo, como después del parto, en cambio la gimnasia abdominal hipopresiva es recomendable sólo después del parto y a partir de la semana 8 si no se da el pecho. Si se está dando el pecho, es mejor esperar hasta la semana 16.

  • ¿Cuánto tiempo debo dedicar a los ejercicios?

Los beneficios de estas dos técnicas empiezan a notarse a medio-largo plazo si mantenemos una constancia. La gimnasia abdominal dará sus frutos a los 6 meses si dedicamos al menos 20 minutos diarios.

En cuanto a los ejercicios de Kegel, lo óptimo es realizar 200 repeticiones al día en 4 series de 50 contracciones y necesitaremos entre 6 y 12 semanas para empezar a notar mejoría.

Cuando somos madres nos cuesta más pensar en nosotras, pero conocer nuestro cuerpo de mujer y cómo cuidarlo, es algo que nunca debemos dejar de hacer, y estos dos métodos pueden ayudarnos con muchas de esas molestias que tenemos después de dar a luz.

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.