Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > La Curopedia > Punto de Cura > Alergias primaverales y limpieza nasal

Alergias primaverales y limpieza nasal

Punto de Cura

La alergia aparece cuando el sistema inmunitario reacciona de manera exagerada frente a sustancias inocuas que identifica como dañinas, y produce anticuerpos para hacerles frente.

El polen de las plantas, especialmente el de las gramíneas, es una de las sustancias que más afecciones alérgicas provoca y es en primavera cuanto tiene lugar su mayor impacto.

Aunque la medida más elemental de protección es evitar el contacto con el alérgeno, en el caso del polen esto es prácticamente imposible sobre todo si vivimos en áreas rurales o próximas zonas verdes, por lo que necesitamos conocer qué recursos tenemos a nuestro alcance para minimizar los efectos de la alergia.

¿Cómo combatir los síntomas de la alergia primaveral?

Uno de los síntomas más frecuentes de la rinitis alérgica es la congestión nasal, que impide la correcta respiración por la nariz y nos obliga a hacerlo por la boca, lo que facilita la entrada de gérmenes y reseca la garganta.

Los lavados nasales con Lusan® suero fisiológico están aconsejados para una adecuada higiene nasal ya que eliminan partículas y alérgenos, e hidratan las fosas nasales mejorando el funcionamiento de los cilios vibrátiles responsables del filtrado del aire.

Lusan® suero fisiológico es una solución estéril en monodosis para la limpieza ocular, la limpieza de las fosas nasales secas o congestionadas o la limpieza de pequeñas heridas o rasguños, recomendable para toda la familia.

Otros tratamientos

El tratamiento farmacológico de la rinitis alérgica se lleva a cabo con antihistamínicos orales o corticoides nasales, si los síntomas no se controlan con los primeros.

Otra alternativa para aquellos que ven muy alterada su calidad de vida por la presencia estacional de pólenes sería la vacunación que, aunque no elimina la alergia por completo sí disminuye notablemente la reacción del sistema inmunitario al alérgeno.

Consulta a tu médico para valorar estas opciones y nunca te automediques.