Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > ¿Cómo extraer una astilla? Consejos de Primeros Auxilios

Blog

26 de julio, 2018
0 comentarios

¿Cómo extraer una astilla? Consejos de Primeros Auxilios

¡Por fin llega el buen tiempo! Apetece salir a hacer deporte al aire libre, retomar el contacto con la naturaleza, programar un pequeño viaje en familia… Justo en esos momentos en los que nos relajamos… ¡Zas! Nos tropezamos, nos caemos o se nos clava una astilla en la piel ¡y qué dolor! Apenas se ven, pero en cuestión de segundos se convierten en nuestro foco de atención. Clavarse una astilla de madera, de plástico, vidrio o metal es un incordio. Es importante actuar para extraer la astilla rápido, y bien, para evitar infecciones.

Pasos para extraer una astilla

Lava la piel. ¿Notas dónde está la astilla? Seguro que sí. Lava bien la zona con agua y jabón. A continuación, sigue los siguientes pasos.

Localiza la astilla. Es muy probable que la astilla sea tan pequeña que apenas la veas, pero sí la notes. Si tienes una lupa a mano, úsala para saber exactamente dónde se ha clavado.

Extráela con unas pinzas o una aguja. Hay diferentes maneras de separar la astilla de la piel. La más rápida y menos dolorosa es intentar sacarla con unas pinzas. Asegúrate de agarrar bien el borde que sobresalga de la piel para evitar que se te quede una parte dentro. Otra opción es abrir un poquito la piel con una aguja. Raspa la piel suavemente en la zona de la astilla para facilitar que puedas tirar después de ella y extraerla entera, sin fragmentarla. En cualquier caso, antes de usar ambos objetos esterilízalos adecuadamente.

Si no logras coger la astilla. Acude a tu médico de cabecera antes de que se infecte la zona. No dudes en visitar un profesional si tienes la astilla debajo de la uña, cerca de un ojo o son varios los restos clavados. Es importante sacarlos con premura.

Una vez extraída, limpia de nuevo la herida con agua y jabón, y cúbrela con una Tirita® ¡Elige la más adecuada en función de tu tipo de piel y zona afectada!

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.