Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Cuándo acudir a un médico en caso de quemadura

Blog

7 de mayo, 2018
0 comentarios

Cuándo acudir a un médico en caso de quemadura

Las quemaduras siempre son objeto de gran preocupación. Saber actuar ante un accidente de estas características es importante, pero incluso en casos de quemaduras domésticas de carácter leve, nos genera gran estrés enfrentarnos a ellas.

Tipos de quemaduras

Las quemaduras se clasifican por grados. Varían en función de los órganos a los que afecten y su extensión. Así, encontramos:

  • De primer grado: solo afectan a la parte externa de la piel. Se caracterizan por provocar dolor.
  • De segundo grado: son más profundas. Además de dolor, producen ampollas.
  • De tercer grado: pueden afectar a músculos y huesos. En algunos casos no duelen, pero siempre son muy graves.

En las dos primeras, suele ser suficiente un tratamiento de Primeros Auxilios en casa siguiendo estas pautas, y contar con la ayuda de Tiritas® Medical Quemaduras.

 Ante quemaduras de tercer grado será necesario tratamiento profesional, dado que se han expuesto capas más profundas de la piel e, incluso, nervios y músculos.

Cómo identificar una quemadura de tercer grado

  • La piel está muy reseca, al tacto nos recuerda al cartón.
  • Se percibe un daño evidente en la piel, viéndose a veces la capa de grasa bajo la epidermis.
  • El paciente pierde la sensibilidad de la zona, llegando a la ausencia de dolor por la destrucción de terminaciones nerviosas.

Primeros Auxilios en casos de quemaduras graves

  • Tranquiliza a la víctima y ponla en un lugar seguro, fuera del agente agresor que ha provocado las quemaduras.
  • Facilita su respiración aflojando ropa y eliminando obstáculos.
  • Llama al 112, ofreciendo al servicio de emergencias toda la información posible: estado de consciencia del quemado, ubicación exacta, causa del accidente, heridas a la vista…
  • Alivia la quemadura con agua, en la medida de lo posible. Si el dolor persiste, sigue mojando la zona.
  • Tapa al paciente con una manta para evitar fugas de calor. Piensa que ha perdido la barrera protectora de la piel y lo necesita.
  • Si cuentas con gasas estériles, envuelve cada parte afectada (dedos, manos, pies…), por separado y sin aplicar ningún tipo de pomada. No toques las quemaduras, nunca piques ampollas, ni toques la piel o separes ropa o tejidos pegados a la misma.

Acude de forma urgente a un médico o espera indicaciones del servicio de emergencias del 112.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.