Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > 5 aficiones para compartir con tu hijo adolescente

Blog

12 de abril, 2018
0 comentarios

5 aficiones para compartir con tu hijo adolescente

Conectar con un adolescente ya es complejo de por sí pero si encima es nuestro hijo, la tarea se dispara en dificultad. Y no hablamos de educar o de cómo criarlos, sino del simple hecho de compartir más momentos de ocio o aficiones con tu hijo adolescente.

El salto generacional entre padres e hijos se antoja abismal. ¿Escucháis la misma música? ¿Cuál fue el último concierto de trap para el que te pidió dinero? ¿Sabes qué canales sigue en Youtube? ¿Te has conectado a su juego de la Play favorito? ¿De qué habla con sus colegas cuando sale los fines de semana? Tu hijo está definiendo su propia personalidad y es una etapa preciosa para compartir momentos en familia. Aunque le sientas lejos y quizás algo aislado, esos momentos juntos serán el mejor motivo para ayudarle cuando te necesite y te lo pida… a su manera.

Momentos de ocio que puedes compartir con tus hijos adolescentes

Ver series

Tu hijo pasa horas delante del ordenador y otras pantallas. A veces habla con amigos, otras juegan, muchas ven vídeos y navega. La adolescencia es una etapa de emociones vividas de forma extrema, tanto las buenas como las malas. Ver pelis y series juntos os permitirá convivir en el mismo espacio mientras os imagináis en escenarios diferentes. Busca una serie que os pueda gustar a los dos e infórmate antes de dar ningún paso sobre qué es lo que triunfa en chavales de su edad. Sorpréndele con Stranger Things, Crónicas vampíricas, Por trece razones o Juego de tronos.

Videojuegos

¿Qué tipo de juegos le gustan a tu hijo? ¿De estrategia, en primera persona, indies, arcade, de deporte…? Esta afición os puede unir pero, si andas perdido, primero has de hacer un trabajo de introspección para conocer qué es eso que le tiene enganchado durante horas.

Si no ves la posibilidad de un acercamiento tan estrecho para echar partidas, le puedes invitar a algún juego online donde competir en puntuación o crecimiento. Papers, please os puede atrapar a ambos sin interferir en los hábitos del otro.

Si a tu hijo le ves muy animado, lánzate con juegos en tiempo real como travian o comunio, que facilitará que habléis y uséis las partidas como excusa para entablar conversación.

Juegos de mesa

No todos los adolescentes son iguales y, aunque pasan gran parte del día en su “vida online”, también hay espacio para otras actividades. Un clásico que les puede apetecer son los juegos de mesa, donde además tiene cabida toda la familia.

Argumenta que quieres que pase más tiempo con sus hermanos, o que hay que ayudar a mamá o papá a salir del estrés del trabajo, que un rato juntos os vendrá bien a todos. Puedes comenzar en la sobremesa de una comida familiar y proponer cosas sencillas pero que funcionan como un bingo, el Cluedo, el UNO o Catán.

Ir de compras

Antes o después tendrás que hacerlo, así que aprovecha para pasar una jornada divertida con tus hijos mientras ellos hacen sus compras. Los adolescentes se lo pasan genial eligiendo ropa, complementos, tecnología o juegos. Un sábado de compras con tu hijo será una experiencia gratificante para ambos. A ellos les mueve mucho la ilusión de una nueva adquisición y a ti te encantará verlo feliz. Esto ha de ser el hilo conductor para programar alguna actividad en común más, como entrar juntos al cine, conocer más sobre sus intereses y que ello te sirva, en definitiva, para acercarte a ellos.

Hacer deporte

Invertir tiempo en deporte es hacerlo en valores, salud y diversión. Además aquí las opciones son casi infinitas. Puedes salir a dar un paseo en bicicleta, echar un partido de fútbol, nadar en la piscina, jugar al pádel, practicar crossfit, apuntaros juntos a boxeo, programar una escapada a la montaña…. Sal de la rutina y crea momentos paralelos en los que ambos estéis cómodos, sin forzar, que fluyan.

Observa a tu hijo, indaga en sus rutinas y deja volar tu imaginación… Ábrete a una nueva etapa familiar de cambios para todos.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.

Posts relacionados