Ahora DermaActive® es Tiritas® EFFECT, un producto mejorado. Con su nuevo embolsado, Tiritas® EFFECT tiene mejor adhesividad y aguantan más tiempo en la herida. Los apósitos hidrocoloides son perfectos para el tratamiento eficaz de ampollas y callos, herpes labial, cortes y rozaduras.

Tiritas® MEDICAL es nuestra nueva gama de productos diseñados con la experiencia hospitalaria. Te proporcionarán todo lo necesario para atender tus heridas en casa de forma autosuficiente. Tiritas® MEDICAL cubre un amplio espectro de heridas garantizando una atención óptima y de primera calidad.

Inicio > Blog > Actividades saludables y juegos para compartir con los abuelos

Blog

8 de septiembre, 2017
0 comentarios

Actividades saludables y juegos para compartir con los abuelos

El juego no es sólo una actividad lúdica, sino que también es fuente de transmisión de valores. A través del juego los niños aprenden a gestionar emociones, respetar normas, compartir, empatizar con los amigos y manejar la frustración.

El juego es el hilo conductor de programas educativos dentro de las escuelas, durante las clases extraescolares y mientras los más pequeños practican deporte en equipo. En este contexto, la familia juega un papel importante. Y, de forma destacada en muchos casos, los abuelos, encargados de su crianza y cuidado durante muchas horas al día.

Así lo revela el Colegio de Psicólogos de Madrid en su publicación “Todo sobre las relaciones entre abuelos y nietos”, donde reconoce el papel de los abuelos a la hora de aportar valores y conocimientos. ¿Qué mejor manera que hacerlo jugando?

¡A jugar con los abuelos!

  1. Conocer la historia a través de fotografías: se trata de uno de los momentos más emotivos para la familia, frente a un álbum de fotos surgen las anécdotas y vivencias. Los abuelos narran cómo era su niñez, travesuras que hicieron de pequeños, cómo se criaron, dónde vivían, cómo era la vida antes… ¡A lo mejor hasta aparece en algún álbum una caja de las Tiritas de siempre! Los niños se sentirán muy involucrados al ver que los abuelos también fueron niños como ellos y seguro que se animan a contar cosas que les ocurren en la escuela o en la guardería. Aumentamos su empatía, su capacidad de expresión y razonamiento a la vez que desarrollamos su atención y curiosidad.
  2. Educar en la alimentación saludable haciendo la compra juntos. En el mercado, los niños comenzarán a distinguir los alimentos, les podemos inculcar la importancia de un dieta sana, enseñarles cómo hacer la compra, por qué elegir unos productos sobre otros, etcétera. Y falta lo mejor ¡cocinar juntos al llegar a casa!
  3. Juegos y cuentos tradicionales: los abuelos tienen almacenadas en la memoria canciones populares, juegos de palabras, adivinanzas o trabalenguas ¡y sin necesidad de recurrir a aparatos electrónicos! Mientras repiten canciones o juegos de palabras, los niños se entretienen y ejercitan habilidades importantes como la capacidad de concentración y memorización.
  4. Actividades al aire libre. A nietos y a abuelos les encanta estar fuera de casa. Los niños se motivan cuando hacen planes, así que los abuelos pueden idear actividades para el fin de semana o sus estancias en el pueblo: cuidar de las plantas o del huerto, ir a pescar, ver animales, visitar a algún vecino, salir a merendar…

Los abuelos enseñan a los nietos y los nietos mantienen activos a los abuelos. Como apunta el Colegio Oficial de Psicólogos, los abuelos son maestros de toda la vida y los más pequeños tienen mucho que aprender.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo nunca será compartida. Los campos marcados con * son obligatorios.